domingo, 23 de marzo de 2008

El soporte de Zapatero

Termina la Semana Santa, y con ella, el retiro espiritual del Presidente del Gobierno en funciones en Doñana. Los medios hemos dibujado en los últimos días a un Zapatero calculador, pegado al teléfono, ante un folio en blanco que iba rellenando con nombres y con fechas. Si tuviéramos que hacer un resumen de las quinielas publicadas y no publicadas, de las listas más o menos oficiales, podríamos llegar hasta los 7 nombres que soportarán [siempre en teoría] la segunda legislatura socialista.

María Teresa Fernández de la Vega. Confirmada públicamente como Vicepresidenta del Gobierno [no sabemos si Vicepresidenta Primera], las incógnitas en torno a De la Vega giran en torno a si mantendrá o no las funciones de Portavoz. Dicen por ahí que asumirá más competencias en materia de Política Exterior.

Pedro Solbes. Adquirió un impresionante poder simbólico con su triunfo ante Pizarro en la campaña electoral. Y en teoría, será el pilar del primer tramo de la legislatura, en el combate contra la crisis económica. ¿Tendrá que tragar con Miguel Sebastián en un ministerio de Empresa e I+D+i?

Alfredo Pérez Rubalcaba. El negociador que no da puntada sin hilo. Pocas horas después del 9M, lanzó el globo sonda de que se "iba a pensar" su futuro. Zapatero quiere que siga en Interior, él preferiría una cartera mucho más política. ¿Volverá al Congreso?

Carme Chacón. Se ha apuntado un gran tanto: el récord de escaños del PSC en Cataluña. Es, además, una persona muy cercana al presidente, que cambiará su ministerio de la Vivienda por otro con mayor relieve político. ¿Quizá Fomento? ¿Quizá portavoz?

José Antonio Alonso. Ha sido el nombre de la semana. Las plumas informadas apuntan hacia él como el favorito de Zapatero para hacerse cargo de la Portavocía en el Congreso. Lo que parece claro es que quiere dejar Defensa, veremos con qué destino. ¿Portavoz?

Elena Salgado. La mujer más eficiente del Gobierno Zapatero podría estar llamada a dejar la sombra de Administraciones Públicas. Se ha sugerido su nombre para convertirse en la primera ministra de Defensa de la democracia, pero tampoco le iría mal la portavocía.

Jesús Caldera. Aunque su estrella fue declinando durante la legislatura, el éxito de la campaña electoral, bajo su batuta, lo ha vuelto a catapultar a las quinielas. Suele ser situado en una hipotética Vicepresidencia Tercera para la Política Social.

5 comentarios:

VICTOR dijo...

te agrego a mi modesto blog .
El viernes estuvistes muy bien
Un abrazo

Testigo dijo...

Muchas gracias, Víctor.

Sensai dijo...

Además de trabajo y eficiencia, ¿no crees que a veces depende de la suerte, estar en el momento justo en el lugar exacto?

Lo digo por Carme Chacón y la subida de votos en Cataluña.

Testigo dijo...

Es posible, Sensai. Pero a la suerte le sienta bien vestirse de esfuerzo por las mañanas, ¿no crees?

Sensai dijo...

Por supuesto, pero las circunstancias ajenas influyen.