domingo, 9 de noviembre de 2008

Nuestro círculo se cierra

La primera conversación telefónica entre Barack Obama y José Luis Rodríguez Zapatero nos ha sumido en sueños de grandeza y de paz: unos sueños que han durado aproximadamente 30 horas. Esta mañana, dos soldados españoles han muerto tras un atentado suicida en Aganistán; otro ha resultado herido.


Es una noticia triste que, desgraciadamente, completa el nuevo panorama internacional al que nuestro país se enfrenta. Es cierto que una nueva administración demócrata en Washington nos va a facilitar las cosas en el mundo, pero no es menos cierto que el gobierno Obama será tan exigente en torno a Afganistán como lo fue el gobierno Bush en torno a Irak. El presidente electo de Estados Unidos ha dicho en numerosas ocasiones que Irak no es el centro de la batalla contra el terrorismo, que "la guerra correcta" es la que se libra en las llanuras y las montañas afganas, y que los aliados europeos deben comprometerse más con el éxito de la misión. En el juego de ajedrez de las alianzas internacionales... es el turno de Zapatero: ¿aumentar o no nuestro contingente en Afganistán? Un apunte para la reflexión: la semana pasada, la ministra Carme Chacón aseguró que el límite de 3.000 soldados en el exterior está obsoleto. ¿Casualidad?

||||| Como siempre, alguien más inteligente lo pensó primero...

4 comentarios:

Eric dijo...

La llave de la relación con EEUU la tiene ZP. Si sigue echando la culpa a EEUU por la crisis financiera y económico, por ejemplo, no se le va a abrir ninguna puerta.

Como bien nos demostró Bush, las amistades se ganan o se pierden por voluntad propia.

Por cierto, aquella conversación entre ZP y Obama no fue noticia en EEUU. ZP sigue siendo irrelevante.

David Martos dijo...

El agradecimiento del viernes a Bush por parte de Zapatero es un buen primer paso. Me alegro de que no fuera noticia: la normalidad es la mejor noticia...

Javier Casal dijo...

No sé si seguir trabajando en la radio o montar un puesto en el Retiro con cartas y una bola de cristal. ;-)

David Martos dijo...

Un puesto de esos, quizá no... Pero podríamos montar algo, ¿verdad? ¡Lo que sea, Javi! :D