martes, 29 de enero de 2008

La mitad de una propuesta (9M - 40)

Una cosa está clara: hace dos días, el programa electoral del PSOE era una entelequia; hoy, aunque sea para ponerla en la picota, todo el mundo habla de una propuesta: los 400 euros de Zapatero. El presidente del Gobierno asegura que la extenderá a toda la legislatura, y Jesús Caldera defiende que beneficiará a quienes menos ganan. Eso es cierto sólo en parte. Una cosa está clara: quienes paguen 400 euros o menos de IRPF se librarán de la losa. Principalmente, los mileuristas. Y eso está muy bien. Pero aquí es donde los socialistas dicen... "No, oiga, es que si a una persona rica le damos 400 euros no lo va a notar en su renta, por eso la medida es progresiva y progresista". Claro, esa persona no lo va a notar, pero las arcas públicas sí, y los servicios sociales también. O repartimos los 5.000 millones ÍNTEGRAMENTE entre quienes menos tienen... o los invertimos en bienestar para TODOS LOS CIUDADANOS. Porque cada euro que se devuelve a una persona rica [odiada o no] es un euro que no va a beneficiar a una persona pobre. Sea en forma de euro o en forma de banco de parque.

2 comentarios:

drewig dijo...

Llevo unos días pensando que lo de los 400 euros es sólo un elemento para marcar la agenda de la precampaña. Porque como propuesta es...como decirlo....¿una mierda?

Testigo dijo...

Sí, claramente ha sido eso: el gusano en el anzuelo para centrar el foco sobre el PSOE... Como propuesta es... al menos... injusta a medias...