domingo, 22 de junio de 2008

Las palabras del profeta

"Id y contad a Juan lo que habéis oído y visto: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y los pobres son evangelizados". El Evangelio según San Mateo no pudo haberlo resumido mejor; no pudo haber adelantado mejor el discurso de clausura de Mariano Rajoy...


Milagroso el congreso, milagrosos los congregados, milagroso el nuevo giro al centro del Partido Popular. Mariano Rajoy es, de nuevo, presidente del principal partido de la oposición. Ha confeccionado una Ejecutiva a su medida, se ha rodeado de afines y se dispone a dar la batalla al Gobierno en materia de economía, de inmigración, de política exterior... Se dispone a hacerlo... otra vez. Porque el líder de la oposición es el mismo, no ha cambiado; incluso su discurso de "id y contad" parece calcado del que pronunció en la madrileña plaza de Colón, en esa marcha gloriosa contra el terrorismo y a favor de la unidad de España. Si el nuevo equipo de Rajoy ilusiona o no... habrá que verlo. Pero entre tanta referencia bíblica, una más: el pecado original de ese nuevo equipo tiene barba. Se llama "ex mano derecha de Aznar".

||||| El cambio de imagen del PP, por Soledad Gallego-Díaz

1 comentario:

Raúl Salgado dijo...

Claro, es que es muy curioso lo de que Rajoy se ha "librado de las ataduras". Algo más habrá como telón de fondo para que ahora, de repente, lleguen los desaires de Aznar, Acebes y Zaplana, que ni apareció. Y, sí, mucho equipo que huele a nuevo, pero él es el de siempre.