jueves, 8 de noviembre de 2007

Aznar dice siempre la verdad

Según el diccionario, mentir es "decir o manifestar lo contrario de lo que se sabe, cree o piensa; inducir a error; fingir, aparentar", y no podemos encontrar nada de eso en las sinceras palabras de José María Aznar. Absolutamente nada. Mentir requiere una cierta disposición mental, una intención decidida con la que el ex presidente del Gobierno no cuenta. Para mentir es necesario saber [y estar íntimamente convencido] de que lo que se está diciendo no es la verdad. Y eso no le ocurre a Aznar.

Cuando dice que los atentados del 11 de marzo se cometieron para volcar las elecciones y sacar al Partido Popular de La Moncloa; cuando asegura que los autores "intelectuales" prefieren los parajes patrios a los desiertos y a las montañas; cuando afirma rotundamente que su Gobierno no mintió; cuando asevera sin titubeos que quienes deben pedir perdón son otros... no está mintiendo. Aznar dice siempre la verdad. Porque está convencido de todo eso. Porque lo tiene asimilado. Porque como muchos de los tiranos y dictadores que pueblan la Historia, cuando llega la noche, y se mete en la cama, y cierra los ojos, y se queda en silencio... a Aznar ninguna voz le susurra: "¿pero qué has hecho?".

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tristes argumentos para el PSOE que, después de cuatro años gobernando, sólo puedan recurrir a Aznar y a Irak para intentar volver a ser reelegidos...

drewig dijo...

Triste situación en el PP, que Aznar deje en ridículo a los actuales líderes cada vez que tiene ocasión...