domingo, 17 de febrero de 2008

Algo va mal (9M - 21)

Ayer escribía sobre las encuestas y sobre el empate técnico que vaticinan. Y concluía: no me lo creo. Pero ya se sabe que la almohada renueva las ideas, o al menos las intenciones, y en esta mañana de domingo en la que volvemos a desayunar porcentajes vuelta y vuelta... quiero, como mínimo, contemplar que ese empate técnico exista realmente. Que esté en la calle. Quiero sólo contemplar el panorama. Y se me ocurren tres escenarios...

a) Sociedad dividida. Aunque reitero que no es mi impresión, que no me lo creo, supongamos que la sociedad esté completamente dividida. Si es eso lo que está ocurriendo... la solución tendrá que ser a la alemana.

b) Voto oculto. Es la opción por la que apuesto parcialmente. Los votantes progresistas han aprendido la lección, se han dado cuenta de que su voto vale, pero no están reflejados en las encuestas.

c) Estrategia electoral. No es algo descabellado. ¿Puede ser el argumento del "empate técnico" un elemento que se difunda para intentar movilizar al electorado? Algo así como... "¡Vota! ¡Que viene el PP!"

Si el argumento correcto es el c... quienes lo han puesto en marcha deberían sopesar los riesgos que comporta [que se visualice al PP como ganador y desmovilizar más al desmovilizado]. Si el argumento correcto es el b... deberíamos plantearnos muy seriamente erradicar las encuestas como instrumento fiable. Y si el argumento correcto es el a... algo va mal. Porque si tras esta tormentosa legislatura ni se castiga ni se premia a quienes lo merecen, es que en nuestra sociedad algo va muy mal.

6 comentarios:

Evaristo dijo...

Yo creo que ambas afirmaciones son compatibles: las encuestas reflejan empate técnico y hay una mayoría de votantes de izquierdas. De hecho, como decías en tu post anterior, la propia encuesta del CIS dice que hay un 10% de diferencia en intención de voto (que no en la estimación cocinada, que es de 1,5%). Lo que pasa es que en las encuestas sale demasiada gente diciendo que recuerda haber votado al PSOE en las anteriores elecciones, y no hay suficientes que recuerden haber votado al PP, con lo que los sociólogos se ven en la obligación de corregir los resultados y ahí es donde aparece el empate técnico. Y eso ya no es una encuesta, sino una predicción basada en fórmulas que nadie conoce, y que año tras año se demuestran equivocadas.

Estoy contigo: en mi opinión las encuestas no son un instrumento fiable. Sirven para identificar tendencias, pero no para predecir porcentajes finales de voto, y mucho menos para estimar escaños.

drewig dijo...

No me sorprendería que la sociedad esté dividida... La gente tiende muy mala memoria y se queda con los fogonazos finales. Y lo cierto es que tal y como están las cosas, la situación (especialmente la económica, manipulada convenientemente) beneficia al PP.

Testigo dijo...

Pues yo sigo diciendo que no me lo creo. Me creo que el PP mantenga su suelo electoral, por supuesto, pero lo que no me creo es que la izquierda no se vaya a movilizar. O quizá es que no me lo quiero creer...

Saludos a los dos.

drewig dijo...

Confío en la movilización, pero me temo que entre el electorado de izquierda y centro-izquierda hay cierta decepción con estos cuatro años de Gobierno... No sé, estoy preocupado.

huyamos... dijo...

Hipótesis d: vete haciendo a la idea,de que desgraciadamente, tenemos un país que no tiene memoria y mucha gente de izquierda ha pasado de ser "votante convecido" a "crítico pasivo".Pero si gana el PP,tendrán lo que se merecen y escarmentarán.Ya verán que hoy más que nunca "NO ES LO MISMO".
Ah, me encanta la foto de la paloma sobre N.Y ;).

Testigo dijo...

Sí, Huyamos... El otro día lo decía Alfonso Guerra en la SER. El votante de izquierdas es muy exquisito, enseguida pone mala cara. Unos remilgos que no demuestra la derecha a la hora de ir a las urnas.

Por cierto, ya me enteré de que te preocupaste mucho por los derechos de autor de la paloma... ;)

Un beso, me encanta verte por aquí.