lunes, 18 de febrero de 2008

El voto homo-bi-transexual (9M - 20)

Las encuestas de Testigo para la Acusación no son, por supuesto, una muestra representativa de los españoles [aunque quizá sean más fiables que el CIS, vaya usted a saber]. Sin embargo, nos ha llamado la atención el resultado del sondeo de esta última semana. Preguntábamos cuál había sido el GRAN logro del Gobierno Zapatero... y la mayoría de los votantes se ha decantado por la Ley de Matrimonios Homosexuales. Pues bien, a 20 días de las elecciones... quizá es hora de evaluar cuál puede ser la influencia del voto homosexual, bisexual y transexual en el resultado del 9 de marzo. Tradicionalmente, por su desapego a la dictadura franquista, el colectivo gay ha estado mucho más cerca de la izquierda que de la derecha; más cerca incluso del comunismo [Izquierda Unida] que del socialismo [PSOE]. Pero esta legislatura nos deja algunos avances interesantes: el matrimonio homosexual, el derecho a la adopción o la identidad de género. Derechos para muchos que antes no existían. En las encuestas de los grandes diarios se divide al electorado entre hombres y mujeres, entre ricos y pobres, entre ex votantes de uno y otro partido, pero no se pregunta por la inclinación sexual. ¿Qué dirían las cifras? ¿A quién votarán homosexuales, bisexuales y transexuales? ¿Qué peso tendrá entre ellos la abstención?

3 comentarios:

drewig dijo...

Es de suponer que el voto homosexual estará especialmente movilizado, teniendo en cuenta que algunos de los derechos que recientemente ha adquirido ese colectivo podrían estar en peligro. Sin embargo, no puede considerarse a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales un grupo monolítico... De hecho, como demuestra la fotografía que ilustra el post, hay gays (y no son ni dos ni tres) que militan en el Partido Popular.

Anónimo dijo...

Creo que contemplar a las minorías finalmente no resulta tan beneficioso a la hora de las elecciones. Es simple: que los gays se puedan casar finalmente es un derecho que beneficia a un colectivo reducido, que no cambia nada la vida de los que curran, no encuentran vacantes por su hijo en el colegio, o tienen que optar por un concertado porque quieras o no, la educación pública declina paulatinamente.
Ya quisiera que en vez de promover tanto los beneficios para colectivos minoritarios, se buscaran soluciones para la mayoría. Cuidado, sin dejar de atender a todos, pero más promoción a lo que necesita la mayoría

Testigo dijo...

Es curioso, amigo/a Anónimo, lo que dices de la mayoría. Podemos partir de una base: la democracia es la dictadura de la mayoría. Pero... atención a un detalle. Cuando la mayoría se enfrenta a problemas nuevos, originados por nuevos desafíos, algunas minorías todavía no pueden hacer lo que para el resto es normal, lo que el resto ha asumido y puede hacer desde hace años. Es decir, las minorías y las mayorías no están al mismo nivel. ¿Qué es mejor? ¿Nivelar la sociedad... o hacer que avance la mayoría?

Muchas gracias por comentar!