jueves, 11 de octubre de 2007

De izquierda a derecha


Hay personas que tienen demasiado vello en el entrecejo; algunos esconden una frente demasiado ancha; a otros les huele el aliento... Mariano Rajoy tiene un tic en el ojo izquierdo. Es como el automático de la caldera, como esa campanita que anuncia la llegada de los trenes en los pasos a nivel: es una señal inequívoca, inevitable, un acto reflejo que aparece en su rostro cuando menos lo esperamos. Durante el último vídeo que ha grabado el presidente del Partido Popular, ese tic se manifiesta en dos ocasiones: justo en los momentos en que Rajoy pronuncia las palabras "honrar" y "diferencia ideológica"; será que no está muy acostumbrado a utilizarlas...

Rajoy protagoniza un montaje magistral, en el que sólo la ausencia de un portal de Belén nos recuerda que todavía no estamos en Nochebuena. Acertadísimas las referencias a nuestros deportistas [no olvidemos los insoslayables triunfos de la Selección Española de Fútbol], a los féretros de nuestros soldados [¿queremos ver la bandera en ese contexto más a menudo?], y a que todos debemos hacer algún signo, un pequeño gesto, durante la Fiesta Nacional. A continuación, algunas ideas:

1. Tararear el Himno Nacional mientras pedimos el periódico en el quiosco.
2. Vestir con jersey rojo, zapatillas rojas y pantalones gualdas.
3. Emplazar un retrato de S. M. el Rey entre la paellera y la jarra del agua.

Es obvio que nuestro estimado Mariano concibe el futuro de España sólo en una dirección: de izquierda a derecha.

3 comentarios:

drewig dijo...

Yo he puesto en torito encima de la tele y me siento muy reconfortado. De verdad.

testigo dijo...

Como más español, ¿verdad?

drewig dijo...

Más español y mejor persona. Es más, creo que he alcanzado el nivel de español de bien.