lunes, 10 de marzo de 2008

Las ventajas de ser cojo (9M + 1)

Han pasado ya unas horas desde que conocimos los datos definitivos. Hemos elegido tener, de nuevo, un pato un poco cojo. Quizá un poco menos cojo que en la anterior legislatura... pero no olvidemos que el PSOE domina sólo el Congreso, y no por mayoría absoluta. Estas son 5 de las claves que nos deja el 9 de marzo:

ZAPATERO. El Presidente del Gobierno teóricamente débil, teóricamente circunstancial, teóricamente accidental, se ha ganado a pulso la reelección. José Luis Rodríguez Zapatero tiene carta blanca para gobernar 4 años más. Un período que se presenta lleno de dificultades, pero también de oportunidades para corregir errores del pasado. Dice tener en la cabeza la composición de su nuevo gabinete, que mantendrá lo esencial. Si se permiten apuestas, arriesgaríamos poco diciendo que ese Gobierno tendrá mayor peso específico, peso político, que el de 2004. Porque el Zapatero más sabio del año 2008... ha aprendido ya que los pilares del templo ayudan mucho a sostener el tejado.

RAJOY. El lacónico "adiós" del balcón, los ojos ex-llorosos de su mujer, el semblante alicaído y pesaroso, las referencias ambiguas a sus valores como político... Todo parece indicar que la derrota de anoche dejó muy tocado a Mariano Rajoy. El camino más lógico para el registrador de la propiedad... es administrar el cortijo lo mejor que pueda hasta el próximo congreso ordinario. Para entonces, deberían potenciarse candidaturas a la presidencia del Partido Popular. Eso que ganaría la derecha, eso que ganarían los españoles.

CATALUÑA. El PSC ha subido 4 escaños. El PSOE ha subido 5 escaños. Si el PSC se hubiese quedado como estaba, la victoria socialista habría sido un auténtico valle de lágrimas. Ni la ministra Álvarez ni los tejemanejes de las eléctricas ni los líos del Estatut han diezmado el granero catalán. Por eso el Gobierno tendrá, sin duda alguna, un importante "peso Montilla". Fomento tiene que hablar catalán, y quién sabe si también algún otro ministerio [ver el siguiente epígrafe]. Ahora bien, ¿no depende demasiado Rodríguez Zapatero del apoyo catalán y andaluz?

CONVERGENCIA. El único partido nacionalista que sube, que no se desintegra bajo la mirada áulica de Zapatero, que supone un pilar sólido de apoyo en una Cámara Baja vestida de azul. Josep Antoni Durán i Lleida ha superado una operación de cáncer, se ha hecho cargo de una campaña mal orientada por Artur Mas y ha llevado a CiU a una victoria electoral en tiempos difíciles para los partidos minoritarios. Quizá la "sociovergencia" sea la opción más atrayente para Zapatero, pero debe pensar en las contraprestaciones. ¿Se conformará CiU con uno o dos ministerios? ¿Exigirá finalmente que rueden cabezas en el Palau de la Generalitat?

FERNÁNDEZ DE LA VEGA. La Vicepresidenta del Gobierno fue enviada a combatir en territorio hostil, una Comunidad Valenciana en la que no fue recibida precisamente con palmas de olivo. El reto era mantener los 7 diputados que el PSOE alcanzó en 2004, y De la Vega lo ha conseguido. Sin embargo, el PP se ha hecho con el diputado que pierde IU y con el que gana Alicante por población. Así que lo que antes era un 17-14 [una paliza] es ahora un 19-14 [un palizón]. Estamos seguros de que Zapatero seguirá contando con su mujer talismán para la Vicepresidencia política, pero quizá los datos valencianos le permitan dar un paso necesario: liberarla de la Portavocía del Gobierno. ¿Salgado, Chacón?

2 comentarios:

drewig dijo...

Sociovergencia en Madrid y en Cataluña. En cataluña parece imposible, pero es necesario deshacerse de Esquerra.

Testigo dijo...

No sé... Quizá Zapatero piense que la política de apoyos puntuales no le ha dado tan malos resultados al fin y al cabo...