viernes, 14 de marzo de 2008

Una broca en tu vida

Comer mucha fruta y correr alocadamente en la cinta del gimnasio son prácticas que me acercan mucho al hombre primitivo [sólo me falta la caza del bisonte] pero es la única manera de no quedarme encajado cualquier noche en la silla de la redacción. Menos mal que el ambiente me es propicio; a mi alrededor, varias personas oscilan entre el tópico de la "alimentación sana" y el "o adelgazo o adelgazo". Por eso, cuando a determinada hora comienzan a sonar los clac de los tupper al abrirse, y la mesa se llena de peras, mandarinas y vasos de té verde, no me siento tan solo. Qué cosas. Creo que ninguno de nosotros pasa de los 30. En fin, siempre nos quedará el consuelo de tener las arterias limpias, y la seguridad de que no nos va a pasar como a una buena señora de Chile. Se dejó las peras en casa, entró en una conocida hamburguesería... y se rompió dos dientes: alguien había tenido la feliz idea de meter una broca entre su tomate y su cebolla en rodajitas. Una anécdota que puede sumarse a las otras... ¿1.500?... que todos hemos escuchado: dientes de rata, dedos, escupitajos...

Por cierto, buscando la foto del post me he topado con |||esta marca de estética masculina|||. La animación de la página principal vuelve a recordarme que no estoy solo en el mundo... Y no sé si eso es un consuelo...

5 comentarios:

Edgar Rovira dijo...

¿Lo dices por lo de simple creatures?

Testigo dijo...

Lo digo por los ejemplos de hombre que va poniendo [en particular... por el de los años 60!!!]

Sensai dijo...

Yo oscilo de extremo a extremo:

Entre semana vida sana (le estoy cogiendo una manía a la lechuga ...), pero eso sí, el fin de semana barra libre de todo!

Así que el colesterol y esas cosas deben ir en montaña rusa, ahora baaaaaaaaaaaaaajo, ahora estoy al límite!

Pero a mí me compensa. Además me divierto en la elíptica!

Anónimo dijo...

Hola!! Eres un chico BIEN en toda regla. Hoy he vuelto al trabajo después de cuatro semanas de baja y lo que tengo ahora es un bajón... Me reincorporo como el que vuelve de vacaciones, con buenos propósitos como cuidar más la alimentación, empezar a hacer ejercicio... Por cierto, parece que es algo generalizado, la operación bikini se está adelantando, yo creo que debe de ser por el cambio climático...
A seguir cuidándose!!
Sandra

Testigo dijo...

En fin, Sensai, lo del gimnasio... tanto como divertido... no sé yo... ejem, ejem...

Me alegro de tu vuelta al trabajo, Sandra. Eso quiere decir que estás mejor. Ahora sólo tienes que prometernos a todos que no volverás a meter ningún pie en ningún hoyo!! ;)