miércoles, 12 de marzo de 2008

Líneas divergentes (9M + 3... y ya)


Al final, cuando estallan las burbujitas del champán... el que ha ganado, ha ganado; y el que ha perdido, ha perdido. Y Rajoy ha perdido. Ayer, muchos periodistas lo dimos por muerto [políticamente], después nos contradijo, ¡y reconocemos la metedura de pata...! Pero quizá no ha hecho más que postergar su óbito. Me explico. ¿Por qué ha decidido Rajoy quedarse al frente del PP si lo que le pedía el cuerpo era correr sin parar? Hay una respuesta posible: para evitar que Esperanza Aguirre y su legión se acuartelen en la calle Génova. Todo estaba listo para el funeral, las velas encendidas, el incensario humeando, Aguirre&Co a las puertas del templo. Pero la abuela va y no se muere. Y no se muere porque no está segura de que la herencia vaya a ir a parar a las manos adecuadas. Atención a los gestos. Suena el nombre de Esteban González Pons para la portavocía en el Congreso. Y es que Madrid es un granero, pero Valencia es un granero fiel, y eso vale mucho para la ex-difunta. Adjuntamos dos documentos impagables: el presidente sobrado [menos sonrisa y más trabajo, ¿no?] y la ristra de apoyos a Rajoy. El primero y el último... para guardarlos.

2 comentarios:

Sensai dijo...

El Congreso lo anuncian para después del verano ... no creo que aguante tanto.

Espe ha comenzado una carrera de utilización de los medios y El Mundo, como no, ha entrado a degüello.

Anónimo dijo...

Soy el mismo anónimo. Veo que has cambiado tus "fuentes" (público, cadenaser, elplural) después del patinazo...

No me extraña que ya no te fíes