jueves, 3 de abril de 2008

1988, 1998, 2008


Se cumplen 20 años desde que se estrenó Mujeres al borde de un ataque de nervios, y cuando esta mañana lo contábamos en la radio, recordaba que tenía un compromiso sin cumplir. El de responder a la invitación de Juanlu: el de contar qué hacía yo hace 10 años, en 1998. Como de la peli de Almodóvar hace 20 [es de 1988]... no veo momento más propicio. Hace una década sufrí uno de esos cambios que revolucionan la vida de cualquier adolescente: mi escenario cambió. Cambié de casa, cambié de barrio... y también cambié de piel. En 1998 cumplí 14 años. Y quizá es la edad límite, la edad frontera... entre la niñez y la vida adulta. Me peinaba con raya a un lado, vivía en un mundo de sueños, seguía mil series de televisión, cursaba 2º de la ESO, tenía que acostarme a una hora determinada, y aún no estaba contaminado por la radio. En 1998 aún vivía mi padre. Todo eso ya es pasado. Cuando ahora echo la vista atrás, hace 10 años, sólo hay imágenes borrosas, algún primer amor... y... ¡Ah! ¡Eso sí! Una noche de lluvia en la que Jack Nicholson me enseñó a disparar siempre a todas las dianas: aunque pareciera imposible alcanzarlas.

3 comentarios:

Daniel Rodrigo dijo...

Ufff... no quiero ni pensarlo, pero cuando se empieza a mirar hacia atrás es porque ya se ha andado una buena parte del camino...

Ay, "cómo a nuestro parecer, cualquiera tiempo pasado fue mejor"...

Nos hacemos mayores!

Testigo dijo...

Si empiezas a citar a Jorge Manrique de memoria, prometo plantearme vetar tu presencia en este blog!

Sensai dijo...

Pues yo voy a recordar un tango: Que 20 años no es nada, que febril la mirada, ...

Me ha gustado mucho como has escrito tus recuerdos de hace 10 años.

Yo vivía en Venezuela equivocándome ... digoooo, aprendiendo y exprimiendo la vida. Si, eso es. Grandes anécdotas.