miércoles, 16 de abril de 2008

Un gobierno rosa

En 2004 nos preguntamos qué les pasaba a los estadounidenses; en 2006 nos preguntamos qué les pasaba a los austriacos; en 2008 nos preguntamos qué les pasa a los italianos. Quizá la respuesta es la misma: estemos o no de acuerdo, todos esos pueblos son libres para elegir a su presidente o primer ministro. Pero eso no significa que no podamos denunciar la llegada [o el regreso] al poder de personajes tan incalificables como Silvio Berlusconi. Propietario de televisiones, periódicos, editoriales y hasta un club de fútbol, el magnate se ha permitido bromear en su primera rueda de prensa con la inexistencia de la prensa y de la izquierda... Algo así como un perpetuo Lunes de Pascua.


Ha asegurado además que cerrará las fronteras para acabar con la inmigración ilegal, y que creará un verdadero "Ejército del bien" para que se interponga en calles y plazas entre los italianos y el "Ejército del mal". A esta prosa florida podemos añadir sus referencias al gobierno español... Cree Berlusconi que el de Zapatero es un gabinete "demasiado rosa", que el español tendrá problemas para gobernar a tantas mujeres. Todo entre risas, todo entre bromas. Como la política italiana. Que sólo nos parece eso... una broma.


||||| Qué ocurre en Italia según Miguel Ángel Bastenier

7 comentarios:

Jessica dijo...

Aunque esté muy visto, dicen que cada pueblo tiene el gobierno que se merece... lo que me lleva a preguntarme, ¿qué han hecho los italianos para merecer esto?

Sensai dijo...

Yo tengo ya una hartura con el tema de las ministras, que no te puedes imaginar.

He oído/leído comentarios sexistas y retrógrados tan bochornosos y especialmente sobre Carme Chacón, que desde luego esa gente no está tan lejos de los votantes de Berlusconi.

El italiano está encantado con tan poca variedad política en su país y sobre todo con la desaparición de la representación comunista.

Claro, lo que le gustaría es quedarse sólo ...

huyamos... dijo...

Pues digo aquí lo mismo que digo en "el oyente" , que muy mal tiene que estar la sociedad italiana para que vuelva a votar a un defensor de la evasión de impuestos, a un señor que se rie, (maldita la gracia que me hace)del gobierno “demasiado rosa”( le llama él) de Zapatero y comenta jocosamente y con desprecio que será bueno para España si Zapatero logra “controlarlas”. Seguro que el “gran” Antonio Burgos estaría encantado de tener un presidente así.

Anaïs dijo...

El caso es que yo nunca fui consciente de que Romano Prodi estuviera en el poder...Qué cosas...

Sensai dijo...

Algunos analistas dicen que Berlusconi representa lo que al italiano medio, bajito y calvo, le hubiera gustado ser, y que, en España, Aznar cumplía ese papel.

Testigo dijo...

Nos preguntamos qué les ocurre a los italianos... ¿No será una decisión a la desesperada?

DIDI dijo...

quien le iba a decir a el hijo de un banquero de clase media que se convertiría en uno de los hombres más ricos y poderosos de Italia.. creo que subestimamos al italiano...a mi tampoco me gusta nada de nada pero hay que reconocer que listo es y mucho!de la nada tiene ya casi todo y encima es capaz de hacer y decir cosas ante la Comisión Europea y aquí señores no pasa ná de ná! increible.. por cierto NO REPRESENTA AL ITALIANO MEDIO con lo guapos que son mis italianos!! jaja