domingo, 20 de abril de 2008

I do wanna serve

Tomar una ducha templada. Mirar en el espejo mi cara perfectamente afeitada, sin rastro de cansancio. Elegir la camisa más bonita y ceñir en torno a mi cuello la corbata más adecuada, lisa, granate intenso. Que la americana se ajuste bien a los hombros. El peinado natural, sin pretensiones. Montar en el asiento de atrás del coche, oliendo a colonia; disfrutando de la música que me gusta mientras la ciudad se pasea tras la ventanilla. Cruzar el pasillo acompañado por el sonido de unos zapatos relucientes. Acercarme a él... o a ella... y decir las palabras adecuadas. Y que sirvan. Y que sean para bien. Yes, Sir, Ma'am, I really do wanna serve.

1 comentario:

teo dijo...

You will serve. Only a matter of time.