lunes, 12 de mayo de 2008

La generación perdida

Tras un fin de semana "off the blog" [mudanza obliga], vuelvo al trabajo y me encuentro, ¡oh sorpresa, oh alboroto!, con un movimiento estratégico de María San Gil. Aún no me he repuesto de la sorpresa cuando me topo con la portada de Público. Casi presa del llanto, intento recuperarme y me pregunto qué está pasando dentro del Partido Popular, dentro de ese enjambre del que cada vez es más difícil sacar algo de miel. La presidenta del PP en Euskadi se desmarca de la ponencia política del congreso... y todo hace pensar que sus "discrepancias" tienen que ver con la actitud que quiere tomar Rajoy ante los partidos nacionalistas. Es la María, simplemente María, que se expresa así...


Mi opinión sobre la "espantada" de María San Gil es concluyente: hasta ahora, las salidas de tono de Esperanza Aguirre o los abandonos de Zaplana y Acebes entraban en la categoría de "crisis previsible", pero lo de María... Lo de María puede llegar a ser el detonante de una candidatura alternativa para el congreso de junio. Y aquí es donde entra en juego Gustavo de Arístegui. En sus últimas apariciones públicas [el pasado jueves, por ejemplo, fue entrevistado en TV3], ha reivindicado las aspiraciones de "la generación perdida", de los populares de entre 38 y 48 años, emparedados entre los gobiernos de Aznar y la nueva camada de Rajoy. Se multiplican las voces que lo sitúan al frente de una opción de cambio... y la portada de hoy, digna de un Mensaje de Nochebuena, oficializa sus intenciones.

||||| Ignacio Camacho recordó la opinión de Arístegui sobre Chikilicuatre

7 comentarios:

drewig dijo...

Dice la gente de María San Gil que ella se lleva bien con Rajoy, pero que a la hora de invitar a gente a actos y cenas, siempre invita a Esperanza Aguirre....

Edgar Rovira dijo...

Tantas cosas huelen a podrido ahí dentro...

Testigo dijo...

Atención, porque Aguirre se indigna. Algo se mueve. Algo muy gordo se mueve.

Sensai dijo...

Me encantan las fotos que escoges! Pero, pero, ¿qué hacen esos pollos pelaítos ahí en medio de esos dos?

Adrian Vogel dijo...

Perdón por la insistencia: no se rompe España, se rompe el PP.

Ahora bien, si se rompe el PP ¿se romperá España?

Testigo dijo...

No estoy seguro, Adrián Vogel... No sé si quiero un amplio partido conservador o un partido de extrema derecha desgajado del centro-derecha. De verdad que no lo sé.

Adrian Vogel dijo...

Yo tampoco lo se. Pero si la extrema derecha que hay en el PP (ojo que también la hay fuera del PP) se desgaja, les restara votos.

Si se que añoro un centro-derecha. El de toda la vida. Pero como no soy del PP, ni simpatizante ni afín, este espectáculo me entretiene. Es mas lo deseaba, como escribí en:

http://elmundano.wordpress.com/2008/03/10/la-resaca-electoral-por-favor-que-siga-mariano/