miércoles, 7 de mayo de 2008

Una duda...

El Gobierno se encuentra completamente desaparecido. El paro sube, los precios suben, sale a la palestra el recorte de derechos a los inmigrantes... y ni a los ministros ni a su presidente se les ve el pelo. La maniobra huele, como dije en algún otro post, a "que la crisis del PP se cueza en su propio jugo". Pero un experimento así puede resultar contraproducente. Mi duda es... ¿no debería aprovechar el Gobierno las vacas flacas en la calle Génova para vender su agenda política?

||||| Clinton se resiste || Su hija Chelsea, en el gym con Carlos de Vega
||||| Una conversación con Anna, la recepcionista de Ikea [vía Juanlu]

6 comentarios:

Edgar Rovira dijo...

Pues sí, debería.

gsantamaria dijo...

Sí, David. Pero no es ahora cuando debería haber aparecido, sino antes. Ahora, francamente, da igual. Todo se cocerá en su jugo, las crisis internas, y las estructurales.
Aún vamos a ver a IU gobernando de la mano de Anguita dentro de 4 años... si es que no a Ynestrillas. Y lo peor de todo, por deméritos.

Un saludo.

casal dijo...

Mi opinión ya la conocéis. Taguas, aceite, paro... Problemas tenemos pero a la oposición no se le espera hasta junio [no sé si de 2011]. El gobierno está como el Madrid esta noche. Le visita un Barca desfondado, acabado... y ellos les reciben en el Bernabeu con la liga en las vitrinas a falta a falta de tres jornadas.

Jessica dijo...

¡Pes no queda partido todavía! Esto solo acaba de empezar. Yo creo que en este momento tampoco habría espacio en los medios de comunicación para la agenda del Gobierno, los grandes titulares se los seguiría llevando el morbo, así que ¿para qué desaprovechar la oportunidad de matar dos pájaros de un tiro?

Testigo dijo...

Tienes razón, gsantamaria, el Gobierno llega tarde a la tarea, en eso estamos de acuerdo. Pero pensaba que la victoria relativa del 9M le habría hecho reflexionar... Ahora no sé hasta qué punto.

Y no sé, Jessica, más allá del provecho partidario... el Gobierno tiene que gobernar. Menos mal que esta tarde De la Vega ha encauzado algo el rumbo legislativo... No sé yo, no sé yo...

Anónimo dijo...

Siempre ha sido su fallo: la comunicación.
Bomarzo