martes, 6 de mayo de 2008

Lo comido por lo servido

Muchas gracias... y hasta más ver. Mariano Rajoy ha decidido demostrar que puede hacerse con la situación. No porque quiera hacerse con ella, ni siquiera porque se lo hayan pedido. Es, simplemente, un acto de hombría y de nobleza. De no dejar el partido a quienes no lo merecen. Y para ese extraño viaje, no valen compañeros que lastren la trayectoria. Comparemos el adiós a Zaplana con el adiós a Acebes...


No podemos imaginar un adiós más sentido. En fin, parece que pasa a un segundo plano la carrera de un hombre que lo fue prácticamente todo junto a José María Aznar [portavoz en el Senado, ministro de Justicia, ministro del Interior]. Los más entendidos recuerdan esta mañana... que, de hecho, era su favorito para sucederlo en el Palacio de la Moncloa.

||||| Escucha la crónica de una dimisión anunciada...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

O sea, que según tú, don Mariano está pencando a conciencia y por omisión... Buena teoría.

Bomarzo.

M. Atitar de la Fuente dijo...

Mucho ha aguantado Acebes...se tenía que haber ido con la cabeza bajada después de sus 11 ruedas de prensa de "ha sido ETA"...pero no: Mariano, ese que quiere renovar el PP, lo elevó a la categoría de Secretario General... y resulta que ahora parece que no eran uña y carne...

"No cuentes conmigo para lo que piensas hacer..."

Testigo dijo...

Bueno, Bomarzo, si insinúas que creo que Rajoy tiene una estrategia... sólo a medias. Creo que su objetivo principal es no dejar caer el partido en manos de Aguirre. Mientras el PP siga "como siempre", le da igual ser él... o no... el candidato en 2012. Eso creo.